Ayudas directas de entre 3.000 y 200.000 euros para empresas y autónomos

Ayudas directas de entre 3.000 y 200.000 euros para empresas y autónomos

El Gobierno destinará 7.000 millones a compañías que hayan perdido al menos el 30% de sus ingresos

Al fin se han aprobado las ayudas directas tan ansiadas por las empresas españolas. El Gobierno destinará 7.000 millones a los autónomos y pymes más golpeadas por la crisis, pero se podrán beneficiar de ellas solo aquellas cuya actividad principal sea una de las más perjudicadas por el coronavirus, como el turismo, la hostelería y el comercio. Estas ayudas se enmarcan dentro de un plan de 11.000 millones que también incluye un fondo de reestructuración de los créditos avalados por el ICO durante el año pasado, que gestionará la banca (3.000 millones) y un plan de rescate para recapitalización de pymes con la empresa estatal Cofides (1.000 millones).

El plan aprobado en Consejo de Ministros extraordinario contempla ayudas directas de entre 3.000 y 200.000 euros para empresas y autónomos que hayan perdido al menos un 30% de sus ingresos en 2020 frente a los de 2019 a consecuencia de la pandemia. Estos fondos tendrán que destinarse a pagar gastos fijos, deudas o suministros eléctricos. Las e

mpresas que se acojan a este plan tendrán que mantener su actividad hasta, como mínimo, el 30 de junio de 2022.

De estos 7.000 millones, 5.000 irán destinados al conjunto de las comunidades autónomas a excepción de Baleares y Canarias, que recibirán en exclusiva 2.000 millones para sus empresas, ya que son los territorios «más afectados por la pandemia», reconoció la vicepresidenta económica, Nadia Calviño. Los autónomos que tributan por régimen de módulos (estimación objetiva del IRPF) podrán optar a un máximo de 3.000 euros, mientras que el resto de autónomos y empresas, de 4.000 a 200.000 euros en forma de ayudas directas.

En el caso de las micropymes y autónomos (hasta 10 empleados) podrán recibir hasta el 40% de la caída adicional de ingresos, y el resto de empresas hasta el 20% de la caída de ingresos. Eso sí, estas ayudas tardarán en llegar al menos mes y medio. La ministra de Hacienda, María Jesús Montero, aseguró que el Gobierno se ha «autoimpuesto» el plazo de un mes y diez días para tener formalizada la orden oficinal de reparto de los fondos, por lo que ya será cuestión de la rapidez que se den las comunidades autónomas en canalizar esas ayudas.

El importe del plan estaba fijado de antemano desde hace varios días, apuntan fuentes gubernamentales, y se sitúa en la franja alta de entre las cantidades previstas. Con esta propuesta, la vicepresidenta económica, Nadia Calviño, resuelve una cuestión centenares de miles de empresarios estaban esperando, agobiados por la segunda y tercera ola del coronavirus, y con buena parte de sus negocios cerrados o con limitación de actividad en muchas comunidades, sin visos de poder operar con cierta normalidad casi hasta el verano.

Y serán las comunidades autónomas las que gestionen esas ayudas. Una parte de los ministros habían abogado por que fueran los entes territoriales, pero otra parte del gabinete quería que lo hiciera el Estado, de forma centralizada, a través de organismos como Hacienda.

Fuente: Diariosur