¿A gusto con el Trabajo en España?

El Trabajo del inmigrante

El trabajo, el buen trabajo, es el mejor factor de la integración de los inmigrantes en España, pero también convivir todos en la diversidad interétnica. Si la clase social, y específicamente el trabajo, es el primer condicionante o determinante del bienestar subjetivo de los inmigrantes y de su integración, según se concluye al oír sus voces, problemas y esperanzas, quiere decir que el primer espacio para las políticas de integración de los inmigrantes son las políticas laborales, de empleo, de no explotación en el trabajo, de formación laboral, de investigación de sus condiciones de vida y de sanciones a los explotadores.

¿A gusto con el Trabajo en España?

Si los inmigrantes se sienten a gusto con sus trabajos en España, particularmente los de clase baja y media, se tiene garantizado el primer y principal peldaño en la integración social y las mejores condiciones para unas sucesivas etapas de integración cultural, asociativa, sindical, política, no sólo de los inmigrantes adultos, sino principalmente de sus hijos. Y además de la clase social y el trabajo, hay otros factores claves en la experiencia migratoria, como es la etnia, la nacionalidad, la religión, la lengua, el género…, debemos señalar que junto a la necesidad de un trabajo digno y justo, debemos también reivindicar para una convivencia enriquecedora, la vivienda, la sanidad, la educación, la participación ciudadana, y el respeto a la identidad étnica, a la cultura, la singularidad de formas de vida, la lengua de los inmigrantes, a la vez que ellos respetan la cultura mayoritaria española y se esfuerzan por ir participando cada vez más en la vida ciudadana, apreciando y amando al país donde ya viven y del que forman parte, en un horizonte de mestizaje enriquecedor para ellos, para sus hijos y para todos los ciudadanos españoles.

La Lucha contra el racismo

En España las políticas migratorias, la labor de las instituciones públicas y privadas, las ONGs y asociaciones de inmigrantes y las políticas educativas y sociales con los inmigrantes han sido globalmente positivas y eficaces en hacer posible la convivencia interétnica, siendo al parecer mayor la integración social de los inmigrantes que en otros países de nuestro entorno. No se ha incrementado de forma notable el racismo, a pesar de la crisis y el paro. Pero esto no quiere decir que se pueda bajar la guardia y que no se sigan fomentando políticas de integración y de lucha contra el racismo, y particularmente contra la islamofobia en auge por el terrorismo, fomentando los valores de solidaridad entre todos. Fuente: MITRAMISS.GOB.ES

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies
¿Necesitas Ayuda?
Ayuda WhatsApp
¡Hola! Haga clic en uno de nuestros miembros a continuación para chatear en WhatsApp.