CIUDADANOS NO EUROPEOS TIENEN DERECHO A VIVIR EN EUROPA SI SU HIJO ES EUROPEO

CIUDADANOS NO EUROPEOS TIENEN DERECHO A VIVIR EN EUROPA SI SU HIJO ES EUROPEO.

Caso de una VENEZOLANA EN HOLANDA.

El caso sobre el que se erige la sentencia es el de una consulta de un tribunal holandés, por la situación de una mujer de nacionalidad venezolana de cuya relación con un europeo nació una niña en 2009 con nacionalidad neerlandesa, y residieron en Alemania hasta 2011, año en que la pareja se separó. 



El tribunal holandés denegó a la mujer las prestaciones familiares y de asistencia social solicitadas para el cuidado de la menor, a pesar de tener la guardia y custodia de la hija, porque la solicitante no tenía permiso de residencia.

El tribunal en Luxemburgo pide a los jueces que valoren el riesgo de que la menor europea se va obligada a abandonar la UE si su madre debe hacerlo, para lo que hay que tener en cuenta quién tiene la guardia y custodia y si existe dependencia efectiva. En cualquier caso, añade el tribunal, “se deben tener en cuenta el derecho al respeto de la vida familiar y el interés superior del niño” y respetar el interés superior del niño, por lo que cabe considerar su edad, su desarrollo físico y emocional, la intensidad de su relación afectiva con los progenitores y el riesgo para el equilibrio del niño que supondría separarlo del progenitor extracomunitario.

Entonces…

El Tribunal de Justicia de la Unión Europea (TJUE) decidió que un ciudadano extracomunitario (es decir que su nacionalidad no corresponde a un país de la Unión Europea), tiene derecho a vivir en Europa si tiene un hijo/hija menor de edad que posea la nacionalidad. 

Ahora bien, la excepción aparece cuando el país en el que residen  demuestra que el menor podría abandonar el país europeo donde vive, si la Unión Europea denegara la residencia a su padre/madre. 

La corte europea aclara en su sentencia, que los tratados se oponen a medidas nacionales que tengan por efecto “privar del disfrute efectivo” del contenido esencial de los derechos que le corresponden a un ciudadano europeo por serlo.

Se  ha tratado además, el hecho de que el otro progenitor sea ciudadano de la Unión Europea, y aunque éste pudiera asumir solo el cuidado del menor, la resolución admite que “no basta por sí misma” para denegar un permiso de residencia. 

Por lo que, un Estado miembro podría denegar el derecho de residencia al padre o madre de un niño con nacionalidad europea, sólo si demuestra que el menor no tiene una relación dependiente de ese ciudadano extracomunitario.

Para una asesoría personalizada puedes escribirnos o llamarnos al +34682518339 o +34910601532. Visita nuestra web www.asesoriaparainmigrantes.com




Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies
¿Necesitas Ayuda?
Ayuda WhatsApp
¡Hola! Haga clic en uno de nuestros miembros a continuación para chatear en WhatsApp.