¿Cómo ahorrar fuera de tu país?

¿Cómo ahorrar fuera de tu país?

Cuando las personas migran, suelen tener la intención de ahorrar, pues es muy distinto ser migrante de ser turista, una vez que eres migrante te alejas de los lujos y gustos que podías darte cuando eras turista. Por ello es esencial que tengas un plan de ahorro desde el momento en que llegues a tu nuevo país. El ahorro dependerá de si eres estudiante o si solamente trabajas.
En Europa es frecuente que los estudiantes tengan descuentos en algunos sitios turísticos, o en el transporte, es una información que podrías consultar en tu centro de estudios.
Normalmente cuando se va a migrar se elabora un presupuesto dependiendo de cuanto gastaras en el termino de unos meses, lo cual puede variar de acuerdo a tu situación personal. Generalmente, las personas que migran lo hacen con el objetivo de conseguir un empleo y establecerse en el país que han elegido, a continuación se expone una serie de consejos sobre como ahorrar cuando estas fuera de tu país:
-Ahorra desde el inicio: Evita pensar como turista, una vez que estés tratando de establecerte en un nuevo país debes estar consciente de que no puedes despilfarrar el dinero en cosas que realmente no necesites, se vale que te des un gusto, pero sé consciente de cuanto es lo mínimo y máximo que puedes gastar en cada compra. Es esencial que ahorres desde el comienzo para que puedas cubrir un imprevisto o una emergencia.
-Prestale atención a la cocina: Normalmente es màs económico si cocinas en casa y llevas tu almuerzo listo al trabajo, es por ello que comprar comida fresca en el supermercado y que luego tu puedas preparar en casa, puede ayudarte a ahorrar.
-Alquiler: Arrienda en un lugar que sea estratégico, donde haya supermercados, tiendas, farmacias, hospitales, universidades, etc, que puedas ubicarte fácilmente en la ciudad para que no necesites caminar tanto a tu trabajo, o bien, no se te haga tan difícil llegar al mismo, así no gastarías tanto en pasajes, además, alquila en un apartamento, casa, o habitación que no sea tan lujosa pero que te ofrezca comodidad. Algunas veces una opción puede ser un hostal, pero estos no son seguros para dejar tus objetos personales porque compartes los espacios con personas extrañas, deberás cuidar tus pertenencias y asegurar tus maletas.
-Usa el transporte público o bicicleta: El costo del transporte puede ser elevado, así que acostúmbrate a usar los autobuses, metros, su uso puede variar por la distancia, si es una dirección mas cercana puedes utilizar una bicicleta, o también ir caminando de ser ello posible.
-Evita usar las tarjetas de crédito: Las tarjetas de crédito pueden sacarnos de un apuro, pero a la larga se transforma en un préstamo que deberás pagar, por lo tanto, al final del mes no es mucho lo que habrás ahorrado.
-Viaja en temporada baja: Si deseas conocer otros lugares, lo ideal es que viajes entre semanas o después de la temporada de vacaciones, los boletos de avión suelen conseguirse mas económicos en esas fechas.
-Comparte con las personas: Invierte en las personas dedicando tiempo a amigos, o familiares que estén cerca, suele ser mas satisfactorio que invertir tu dinero en comprando objetos, elude las compras compulsivas.
-Aprovecha las ofertas: Capta las ofertas de los artículos en los supermercados. mercados populares, o en otras tiendas donde consigas productos de primera necesidad, esta es una forma inteligente de gastar el dinero en cosas que de verdad necesites, es una oportunidad de conseguir mejores precios para minimizar los gastos.
-Concientiza el uso de la electricidad y el agua: En la mayoría de los países los servicios son costosos, es por ello que debes utilizar de una manera racional los servicios de electricidad y agua, su uso en demasía se vera reflejado en la factura.
-Elabora un presupuesto: Empieza a medir los ingresos y gastos del mes, esta es una forma de controlar cuanto gastas mensualmente y cuanto puedes ahorrar al final de cada mes.
-Adaptate al cambio: Definitivamente no es lo mismo ser turista a ser emigrante, ni mucho menos puedes mantener el ritmo de vida al que estabas acostumbrado en tu país, el hecho de ser extranjero te obliga a ahorrar, es por ello que no puedes gastar excesivamente en diversión, ropa, zapatos, productos, etc, debes mantener una actitud centrada, ahorrativa, y gastar en lo que sea útil y pertinente para el momento; al principio deberás moderar tus gastos, sin embargo, con el tiempo en la medida que te estabilices podrás invertir en las actividades que solías hacer.

 

 



Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies
¿Necesitas Ayuda?
Ayuda WhatsApp
¡Hola! Haga clic en uno de nuestros miembros a continuación para chatear en WhatsApp.